Marruecos 2018

Viaje por Marruecos en Semana Santa de 2018.

Volver a: INICIO o volver a RUTAS

 

Publicidad:
http://thebookspot.org/extraos-en-la-noche

Anuncios

9 pensamientos en “Marruecos 2018

    • Pues sí, Joselu. Alguien me desacreditó diciendo que yo tenía piojos y ahora nadie me quiere acompañar. Mejor, así paro a rascarme cuando quiera.

  1. Precioso viaje, bonita música, buen relato y espectaculares imágenes las que nos has brindado.
    Muchas gracias por compartirlas con todos nosotros.
    Provocas sana envidia Salvador.
    Un saludo.
    Javier desde Extremadura.

  2. Bueno, ya veo que has tenido “mala pata” en este viaje…pero ademas, muy emocionante el cruce del caudaloso rio, cual Missisipi……
    Ahora en serio, estupendo viaje y mejor vídeo. Felicidades, pero no refunfuñes tanto de Marruecos y de sus pistas, si vas es precisamente por ellas.
    Cuídate, mejórate…y ……..a por otras.
    ¡¡¡Tanto mundo por ver, y tan poca vida para hacerlo¡¡¡

  3. Hace años viajé a un país magrebí: Túnez. Y me prometí no volver a pisar un suelo árabe. No fue una experiencia agradable. Volví triste, hambrienta, enferma y muerta de frio. Pero nunca digas nunca jamás. Ahora es mi sueño, mi mayor deseo… caprichos de un alma aventurera. No quiero que este viaje lo organice Halcón, que no dudo que se ocuparía de hacerlo cómodo y divertido… pero aséptico. Me gustaría que mi paso por Marruecos, país que tú, mi querido amigo, me has hecho amar, fuera a lomos de una Triumph, con un sol de justicia, comiendo polvo, pasando hambre y sed, pero guiada por ti, que transmites seguridad aunque te encuentres perdido. Nunca pierdes el norte ni los papeles ni la sonrisa. Recuérdame comprar un par de esas horribles gafas para no volver ciega y cerrar la boca si no quiero darme un atracón de mosquitos. Ni el cineasta más prestigioso, ni el comunicador más carismático te supera. Ninguno me habría cambiado afectos ni sentimientos. Créeme cuando digo que he llegado a sentir la nariz quemada por el sol, la boca seca y las piernas pesadas y doloridas. ¿Cómo consigues ese hiperrealismo que traspasa la pantalla e impregna el alma? Cada secuencia cobra sentido: el polvo que suelta la rueda, el riachuelo que no te atreves a vadear, hasta la música que, huérfana de derechos, se hizo tan familiar a mis oídos que decidí adoptarla. Deseo pasear sus zocos, adentrarme en sus bazares coloristas, probarme túnicas, aspirar aromas y zambullirme en aceites mágicos, que mis ojos cambien de color, en esos pueblos azules, en esos desiertos de arenas sedientas, de rocas caprichosamente erosionadas… Quiero admirar a sus gentes, su vida tranquila escucharles y decirles que aquí no vivirían mejor y, que por favor, continúen embelleciendo ese país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s