Vigo-Peneda-Soajo

13/07/2013

Ruta para disfrutar del paisaje. Recomendaría hacerla en una jornada completa para ir parando en los pueblos y miradores que nos encontremos. Nosotros la hicimos en una tarde, pero nos haría falta más tiempo.

Salimos mi hermano y yo el sábado 13 de julio 2013 desde Vigo a las 16 horas.

Primera etapa: Vigo-Porriño-Salceda-Salvatierra-Arbo-Melgaço. Total 59 kms. Melgaço bien merece una parada. Hay que observar su bien cuidado centro histórico y sobre todo el castillo con la torre del homenaje.

Melgaço, el municipio más septentrional de Portugal.

Melgaço, el municipio más septentrional de Portugal.

Nota: para agrandar las fotos, pinchad sobre ellas y se abrirá una nueva ventana.

Torre del homenaje. Centro neurálgico de la villa.

Torre del homenaje. Centro neurálgico de la villa.

Pintorescas calles.

Pintorescas calles.

Me quedé con las ganas de conocer a su propietario.

Torrebruno era italiano pero vivía en Melgaço.

Museo del cinema.

Museo del cinema.

Segunda etapa: Melgaço-La Peneda. 28 kms. De Melgaço se toma la carretera que nos lleva al Santuario de Nossa Senhora da Peneda. Preciosa carretera de montaña, con buen asfalto y cientos de curvas de todos los radios y colores. Paisaje precioso para disfrutar de la moto y de las vistas.

Nos recuerda mucho al Bom Xesus de Braga. No es tan espectacular el santuario pero el entorno es mucho más impresionante.

Nos recuerda mucho al Bom Jesus de Braga. No es tan espectacular el santuario pero el entorno es mucho más impresionante.

Espectacular Vía Crucis de 300 escalones.

Espectacular Vía Crucis de 300 escalones.

Como todo buen lugar de peregrinación, surgen negocios a su alrededor. Hoteles y bares no desentonan con el paraje.

Como todo buen lugar de peregrinación, surgen negocios a su alrededor. Hoteles y bares no desentonan con el paraje.

Impresionante masa granítica usada habitualmente por escaladores. En temporada de fuertes lluvias, cae una catarata.

Impresionante masa granítica usada habitualmente por escaladores. En temporada de fuertes lluvias, cae una catarata.

El entorno es mágico y sobrecogedor por lo escondido que está entre montañas.

El entorno es mágico y sobrecogedor por lo escondido que está entre montañas.

Tercera etapa: La Peneda-Soajo. 22 kms. De vuelta a la moto para dirigirnos al bonito pueblo de Soajo. Carretera de las mismas características que la anterior. Muchas curvas y espectaculares miradores. Aconsejable parar en ellos.

Llegando a Soajo, en un sitio llamado Insuas nos encontramos estas curiosas pallozas. No encontré datos de qué época son.

Lo curioso es el tejado, que a diferencia de las gallegas, no están hechas de paja, sino de grandes losas de piedra sin ningún apoyo interior.

Lo curioso es el tejado, que a diferencia de las gallegas, no están hechas de paja, sino de grandes losas de piedra sin ningún apoyo interior.

Las puertas son muy bajitas, sin el embargo en el interior hay mucha altura.

Las puertas son muy bajitas, sin embargo en el interior hay mucha altura.

Las piedras del tejado están puestas para que no entre la lluvia pero pueda salir el humo de la hoguera que se hacía en el interior.

Las piedras del tejado están puestas para que no entre la lluvia pero pueda salir el humo de la hoguera que se hacía en el interior.

Un poco más abajo nos encontramos unas piscinas aprovechando el cauce de un río.

Sin necesidad de depuradora ni cloro. La de arriba más profunda que la de abajo.

Sin necesidad de depuradora ni cloro. La de arriba más profunda que la de abajo.

Y entramos en Soajo, un pequeño pueblo muy bien conservado y hoy en día volcado con el turismo. Si vais en moto, podréis introduciros por sus estrechas callejuelas (no pasa un coche).

Es un pueblo muy antiguo, pues hay documentaciones del año 1200.

Es un pueblo muy antiguo, pues hay documentaciones del año 1200.

Aquí todo es granito: paredes, carreteras, muros y algunos tejados. Todo muy bien conservado.

Aquí todo es granito: paredes, carreteras, muros y algunos tejados. Todo muy bien conservado.

El Pelourinho o picota. Aquí se amarraban los presos mientras eran juzgados.

El Pelourinho o picota. Aquí se amarraban los presos mientras eran juzgados.

Y llegamos a lo que quizás sea lo más emblemático de Soajo: los espigueiros.

Un conjunto de 24 hórreos hechos con la misma piedra sobre los que están asentados formando un bonito mimetismo.

Un conjunto de 24 hórreos hechos con la misma piedra sobre los que están asentados formando un bonito mimetismo.

Están en lo alto de una gran piedra para que les dé el aire constantemente y así estar ventilados. Algunos datan del 1700.

Están en lo alto de una gran piedra para que les dé el aire constantemente y así estar ventilados. Algunos datan del 1700.

Cuarta etapa: De Soajo a Arcos de Valdevez. 21 kms. Premio para el que encuentre una recta de más de 200 metros. Todo curvas y más curvas.

Ojo con los animales, nos encontramos en la carretera vacas, ovejas, perros, caballos, etc.

Sí, muy bonita... pero puede causar un accidente.

Sí, muy bonita… pero puede causar un accidente.

Quinta etapa: Arcos de Valdevez, Monçao, Salvatierra, Vigo. 85 kms. Queríamos parar en Arcos de Valdevez, pero entre que se nos hizo tarde y que el cielo amenazaba tormenta, decidimos tirar de un golpe para Vigo. La carretera Arcos de Valdevez-Monçao ya es un clásico para los moteros.

Total del trayecto 215 kilómetros.

Volver a: INICIO o RUTAS o MI OTRO BLOG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s